MENSAJES REFLEXIVOS

 

 

 

 

Cuantas verdades calladas,

Por temor a represalias,

por dictámenes con forma de injurias y rabias injustificadas.

 

 

 

 

Cientos de preguntas quedan al aire,

a pesar de a nuestro alrededor, se hallan todas las respuestas.

 

 

 

 

Los adultos presumen de su conocimiento,

Pero ignoran la procedencia del mismo.

De ahí la escasez de su sencillez.

 

 

 

 

Esta vida, está plagada de mensajes,

El que sabe ver y escuchar, los sabrás entender.

 

 

 

 

Si del amor al odio, solo hay un paso,

tampoco tendremos problema en odiar la perversidad.

Solo habría que aplicar una tendencia, la de tener voluntad.

 

 

 

 

Como podemos conjeturar que sabemos jugar,

si ni siquiera nos molestamos en saber de que va este juego.

 

 

 

 

Las creencias, a través de cualquier índole de religión,

 Se establecen por normas y conceptos complejos,

Los sentimientos benignos,

están llenos simplemente de sentido,

 y la única norma es saber percibirlos.

 

 

 

 

Entrégate a los demás, pero no des tu dignidad.

 

 

 

 

En cuantiosas ocasiones, la impotencia es nuestro mayor enemigo

Valorar el sentido de nuestra existencia en el mundo,

no es fácil, para todo aquel que posee una inteligencia cerrada

 y presume de una rebeldía irracional.

 

 

 

 

Con la “seguridad”que presume tener el hombre, éste se siente pleno de facultades y necesidades,

restándole importancia hacia todo lo que no le interesa comprender.

 

 

 

 

El impedimento, es un freno que crea una mera dificultad; la de pensar y caminar. Como una tela de araña.

Solo con plena conciencia, se adquiere el sencillo recuerdo de que las telas de araña, siempre son frágiles.

 

Hay quién le cuesta exteriorizar sus buenas acciones,

Pero no se reprime en cometer las malas

 

Hay quién no quiere ser extrovertido con las personas,

Y sin embargo, se jacta hablando mal a sus espaldas.

 

 

 

 

No existen obstáculos para auxiliar al necesitado. Con una acción así, mayormente se puede salvar una vida, o incluso ganar una amistad.

Lo más valioso, es que se consigue matar al ego.

 

 

 

  

Ni en lo físico, ni en lo etéreo, existe el término “posesión”

Es un dicho ridículo, adquirido por la mente humana.

 

 

 

 

Se deberían de aplicar siempre, los buenos sentimientos.

Solo despertamos nuestra buena voluntad,

En ciertas fechas,

donde te obligan a seguir manteniendo una artificial tradición.

 

 

 

 

 

 

Antonio del castillo 2005


SOLICITUD DE ENMIENDAS Y VOLUNTADES

 

 

 

 

 

En mi alma permanecen, en mi mente quedan;

 

Millares de interrogaciones, hacen silbar a mi esencia. Entresijos, con apetencia de anhelar el sabor de un por qué.

Cientos de ilusiones y voluntades quisiera que llovieran., en forma de realidad.

 

Una familia unida, haya donde carezca el afecto, el apoyo y el perdón.

 

Un planeta, que se embriague con la atmósfera de la paz.

 

Una violencia destruida, a causa de un trabajo de buena conciencia, y una correcta inteligencia emocional.

 

Un amigo, que sienta completamente el significado de dicho vocablo. De forma incondicional. Que a pesar de las ventiscas y las galernas, ahí esté siempre, abrigando a cada momento, su más leal sentimiento hacía su prójimo.

 

Conseguir poder exteriorizar los sentimientos, sin que personas te desmoronen con sus prejuicios y con sus perversas ideologías enrevesadas.

 

Lograr introducirme y permanecer por siempre, en el mundo de los niños. Regocijarme con sus juegos, sus pensamientos y sus sentimientos. Porque el auténtico significado de la vida, lo poseen ellos.

 

Que no me afecten las borrascas, que no me nublen las tinieblas del mundo, y que siga fiel a mis más preciados principios.

 

Quisiera conseguir lograr, una modelo de caridad. Un ejemplo de algo posible, sobre algo que siempre pudimos soñar. Una realidad que se pueda acariciar.

 

Quisiera regar, con las gotas del día a día, quisiera hacer centellear con luces de alegría, como incesantes estrellas titilantes, a la oscuridad de las sombras que estorban nuestro caminar.

 

Quisiera poder afrontar las pruebas irrefutables, en nuestra existencia, las que se mueven con la brisa del velo negro, que nos impide ver el matiz blanco, de la seda de la vida.

 

No me siento con fuerzas para cambiar al mundo, pero si para dejar mi huella;

 

 

 

 

Antonio del castillo. 2011